26/3/15

Soy curvy, ¿y qué? ¡Las curvas pisan fuerte!

Soy curvy

Soy curvy, ¿y qué? ¡Las curvas pisan fuerte! ¿Es un nuevo nicho de mercado a explotar? ¿Están por fin dándose cuenta las firmas de que cualquier mujer independientemente de la talla que use quiere vestir moda y no básicos? ¿Hay una nueva actitud en muchas mujeres que rompen esos moldes enfermizos de belleza que nos encorsetan en tallas por debajo de la 40? No hay una sola respuesta a todas estas preguntas, de hecho los matices, polémicas y malos entendidos están servidos. Por ello, hoy vamos a hablar con dos mujeres sobre el tema, que compartirán con nosotras que significa ser curvy. ¿Queréis conocerlas? Seguro que sí, contaremos con Mayte Gómez, "Adicta a la moda y a los Poetas Malditos", Co-fundadora y CEO de Model Your Curves. Y con Raquel una de las integrantes del maravilloso equipo que hay detrás de Soy Curvy. Ya os adelanto, parafraseando a Foz Meadows del Huffington Post británico, que a ninguna de estas mujeres se las puede medir por su talla, son espectaculares.
"Me encantaría vivir en un mundo en el que un vestido se mida por su talla, pero a una mujer no...",  Foz Meadows.


Mi opinión..

Antes de que leáis las respuestas de nuestras colaboradoras, voy a daros mi opinión sobre el tema. Y para eso comenzaré por diferenciar sobrepeso de obesidad. En él primero, el exceso de peso corporal en relación a patrones como el Índice de Masa Corporal (uno de los más utilizados que divide el peso en kilos por el cuadrado de la estatura), puede darse también por un exceso de masa ósea o incluso muscular, mientras que el segundo siempre se produce por un exceso de grasa. Un desequilibrio energético entre lo que gastamos y lo que consumimos y una acumulación anormal de grasa que puede ser perjudicial para la salud y convertirse en factor de riesgo de algunas enfermedades.

En los últimos treinta años, según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) la obesidad se ha duplicado en todo el mundo. Las cifras de 2014 son bastante elocuentes, casi un 40% de los adultos tiene sobrepeso y un 13% obesidad. Además cada vez comemos más alimentos hiper-calóricos, con exceso de grasas y azúcares y somos más sedentarios, lo que retroalimenta todo el proceso. Dicho todo esto, cuando hablamos de sobrepeso y obesidad, no nos referimos a un segmento pequeño de la población sino todo lo contrario. Y, ¿qué tiene que ver esto con el movimiento curvy? Pues precisamente esta ha sido una de las mayores críticas que se le ha hecho, que fomenta la obesidad. Pero vamos por partes...

Teniendo en cuenta que la salud y el bienestar deben ser máximas a seguir en nuestra vida, pocas personas pueden asegurar que siguen hábitos inocuos en su día a día, todos nos permitimos concesiones, todos. Así que si el sobrepeso y la obesidad son una realidad, el que una mujer necesite utilizar tallas por encima de la 40, 42, 44, también lo es. Sin embargo, la industria de la moda canoniza otros cánones de belleza y de mujer. Basta con hacer un repaso de las grandes citas de la moda para comprobar como modelos de tallas 34 y 36 desfilan por las pasarelas, a veces desluciendo incluso los diseños que visten. Pocas pasarelas como la Merdeces-Benz Fashion Week Madrid cuidan la salud de sus modelos exigiendo unos mínimos de Índice de Masa Corporal, en su caso de 18, de esa cifra hasta 25 puede considerarse saludable, todo lo que éste por encima, o por debajo no. 

Así durante mucho tiempo se ha ignorando a mujeres que no cumplen con esas exigencias y se encuadran dentro de lo que se ha dado en llamar plus size o tallas grandes. Sin embargo, no sé si será por esta crisis que ha agudizado el ingenio, o porque el sentido común ha acabado imperando, algunas marcas y cadenas están comenzando a poner su mirada en este nicho de mercado, desde Calvin Klein o Ralph Lauren, hasta Adolfo DomínguezEl Corte Inglés o Mango (mi querida Inditex - Zara de momento hace oídos sordos). Eso sin contar con las que llevan trabajando en estas tallas muchos años como Marina Rinaldi o Elena Miró. Si todo quedase ahí podíamos estar tan solo ante nuevas estrategias de mercado en un segmento en crecimiento, pero es que además mujeres anónimas, modelos, bloggers, actrices están rompiendo moldes y reivindicando un nuevo modelo de mujer que se siente a gusto consigo misma y no basa esa valoración en un simple número o talla. Eso es para mi ser curvy, quitarse de encima etiquetas y complejos, siendo una misma. Y respecto a la moda, una mujer que sabe lo que quiere y está harta de hacer malabarismos para encontrar verdadera moda, que no tallas grandes. 

Si las cadenas de moda low cost y las firmas son avispadas entenderán que es una realidad innegable. Y se pondrán manos a la obra para diseñar ropa pensada para la mujer curvy, pues tanto el diseño y patronaje, como la confección y tejidos de las prendas plus size, precisan de un tratamiento diferente. Esa es la única diferencia, porque por lo demás hablamos de una mujer como cualquier otra a la que le gusta sentirse bien consigo misma y encuentra en la moda un medio de expresión de su singularidad y personalidad.
Soy curvy, ¿y qué? ¡Las curvas pisan fuerte!


Soy curvy... 

1. ¿Que significa ser curvy

Soy curvy: Ser curvy para nosotras significa aceptarte tal y como eres y ser feliz así. Es una actitud, no tiene que ver con la talla sino con cómo te enfrentas al mundo.

Model your curves: En mi opinión, ser curvy es, más que un modelo de mujer, una actitud. Las chicas se han hartado de sentirse inferiores por tener una talla superior a la que supuestamente deberían tener. Hay mujeres que se han negado a ser partícipes de esa misma discriminación que han sufrido y su modo de rebelarse no es más que sentirse bien con su cuerpo. 


Soy curvy

2. ¿Hay vida más allá de la talla 36, 38, 40....? 

Soy curvy: ¡Por supuesto! Hay vida, revoluciones y fiestones. Gracias a Internet cualquier chica puede vestirse como más le guste, es verdad que si te sales de la norma te cuesta más encontrarlo pero siempre hay opciones para todas.

Model your curves: Ahora sí. El "movimiento curvy" ha ido expandiéndose a gran velocidad, y las cadenas de moda han sido testigos y no van a desaprovecharlo. Cada vez hay más moda de tallas más grandes que lejos de esconder nuestro cuerpo simplemente lo acentúan. Las mujeres curvy ya no queremos estampados de abuelita y cortes rectos; que es básicamente a lo que nos han acostumbrado. Tanto, que incluso a mi madre le ha costado asumir que los crop tops son prendas indispensables en mi armario. 


3. ¿Qué hay tras la polémica sobre que las curvys bloggers refuerzan o defienden el sobrepeso? 

Soy curvy: Nosotras ya nos defendimos al respecto (ver aquí). No nos sentimos defensoras del sobrepeso ni mucho menos, es más, siempre defendemos que lo importante es estar sana y que para estarlo lo primero de todo es estar feliz contigo misma para desde ahí, atajar aquello que quieras mejorar.

Model your curves: Este tema es delicado. Creo sinceramente que los extremos son absurdos, y que hacer apología de la obesidad sería echarse tierra a tu propio tejado. Aún así, también creo que la gente en Internet es capaz de tergiversar cualquier cosa, e intentar contentar a todo el mundo es prácticamente imposible. Un ejemplo claro es Tess Munster: no creo que esta blogger (y ahora modelo) haga apología de la obesidad, aunque claramente está obesa. Simplemente creo que es libre de mostrar sus outfits y de ser capaz de decidir si quererse o no. Su elección ya es bien sabida, por eso es una mis favoritas. "Querer a tu cuerpo sólo cuando está en forma es como querer a tus hijos sólo cuando se portan bien."

Soy curvy

4. Las mujeres actuales... ¿Nos hemos quitado de encima estereotipos anticuados para echarnos otros encima? 

Soy curvy: La verdad es que tal vez no nos hemos quitado muchos estereotipos. Si lo pensamos bien, ahora tenemos que ser súper profesionales, delgadas, activas, las mejores madres del mundo... ¡No existe una persona capaz de ser perfecta! Es más, la perfección es aburrida porque no deja espacio a la improvisación y, muchas veces, las mejores cosas de la vida son aquellas que no te esperas. 

Model your curves: Es bastante probable. Quizás nos hemos cansado de que los estereotipos actuales no nos beneficien y ahora queremos nuestro lugar en la sociedad. Aunque los estereotipos al fin y al cabo son eso, estereotipos, y en la variedad está el gusto. Personalmente me gusta mi cuerpo, tengo una talla 46, estoy perfectamente sana, me quiero mucho y me gusta que eso se note. He aprendido a ver lo bonito de los cuerpos tanto en tallas como la mía, como en una 36, y te aseguro que la diferencia sólo es un número. Trabajo, salgo, hago deporte, me pongo shorts, estoy enamorada...Y también me gustan las hamburguesas. ¿Cuál sino es la diferencia? 


¡Conócelas! 

- Model Your Curves:
Instagram: @heyfruit/@modelyourcurves
Twitter: @heyfruit/@modelyourcurves

Cierro este post con una mujer de la que me declaro seguidora por su estilo y naturalidad, es guapísima. La he descubierto en Soy curvy y me encanta. La tenéis en la imagen que abre hoy, me emocioné leyendo "ASÍ ES CÓMO SOY, LIDIA", su primera entrada en  Soy curvy en mayo del año pasado, os dejo con ella:
"Siempre he sido bajita y redondita pero hace tiempo que eso no supone una carga para mí. Con los años he aprendido a quererme por dentro y por fuera. Cómo resultado de eso vivo la moda a mi manera independientemente de mi contorno, quizás estaréis pensando que por qué os cuento todo eso… pues por qué des de aquí quiero animaros a probar lo que es salirse del molde.

Hay una cosa que no para de rondarme por la cabeza desde hace tiempo y es que tanto en la infancia cómo en la adolescencia, no hacemos más que querer encajar en unos estándares para pasar desapercibidos o pertenecer al grupo social más fuerte. Pero a medida que crecemos esas rarezas que no queríamos mostrar nos hacen treméndamente especiales y únicos", Lidia de Just Shoot Me, miembro de Soy curvy

Mujer después de los 40

11 comentarios:

  1. Lo que me parece mentira no es que hagan tallas para gente no es la 36 sino simplemente que las marcas normales y corrientes amplien tallaje, algo muy simple... venderían más tanto el grupo Inditex como Mango y similares en lugar de crear la aburrida y rancia Violeta!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, por lo que sé del tema llega un momento que no se pueden escalar las tallas sin más hay que tener en cuenta aspectos como los acabados, remates o tejidos. De todas formas tienes razón en que podrían ampliar tallas, hay muy pocas prendas que lleguen a la XXL. Y de violeta by Mango a mí Vicky Martín Berrocal me gusta mucho, sus diseños me encantan. Un abrazo :D

      Eliminar
  2. Cheer the curvy women, all the women are beautiful!!!!
    Great post doll!!!
    Kisses, Paola.

    Expressyourself

    My Facebook

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo cada una de nosotras somos especiales y únicas. Un abrazo amiga :D

      Eliminar
  3. Fantastico post, como siempre...te sigo en GFC.
    UFFFFF un tema muy delicado...que tu has tratado muuy bien en este post!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias guapísima, tan lejos y tan cerca como siempre. Un abrazo :D

      Eliminar
  5. Pues me encantan las mujeres despues de los 40 y las curvas..así que espero no ser un bicho raro...un besazo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  6. soy curvy y me llevó un tiempo aceptarlo, pero hoy me siento contenta conmigo misma y me acepto y se que soy sexy y hermosay me fascina la moda, pero la que se que se me va a quedar bien, no cualquier moda, soy selectiva.
    un abrazo desde chile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, no hay que ser esclava de ninguna tendencia. Un abrazo :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips