15/6/14

¡Tus días de la Semana, descúbrelos con siete bloggeras de altura!

"Tus días de la semana, descùbrelos con siete bloggeras de altura" es sin duda uno de los post más especiales que he publicado. La razón es que en él he conseguido reunir a unas mujeres increíbles a las que sigo en sus blogs, cada una tiene un estilo diferente, pero si algo las caracteriza a todas ellas es que son autenticas y muy, muy generosas, esta es una de las satisfacciones que me llevo de este primer año de andadura del blog, haber conocido a gente de altura.

El tema que nos une y que actuará como nexo de unión entre todas nosotras será... los días de la semana, cada una tenemos adjudicado el nuestro y os los presentaremos de una forma muy original. Eso sí, me gustaría que al final en los comentarios añadieseis también vuestros recuerdos de estos maravillosos días. ¡Adelante!

Semana, settimana, semaine, week, 


Ni los egipcios, que contaban sus semanas cada diez días, ni los griegos, ni siquiera los romanos, que disfrutaban de ocho, conocían la semana de siete días que rige en la actualidad. De hecho no compartían con nosotros, ni el orden de los días, ni el periodo de descanso o fin de semana, ni mucho menos su nombre. 

Aquí donde la veis, que parece de andar por casa, vamos de toda la vida, nuestra señora semana, o "ciclo compuesto de siete jornadas consecutivas" se instituyó oficialmente tal y como la conocemos en 1988, cuando se reguló bajo la orden ISO 8601, el orden de los días, de lunes a domingo. Y eso después de no pocos intentos de cambio, como en la revolución francesa que se instauró la semana de diez días, o en la Rusia revolucionaria que redujo la semana a cinco días, más uno de descanso. Ninguno de ellos fructificó, y aquí seguimos con nuestros siete días, bueno de momento, vete tú a saber dentro de un milenio dónde estaremos; siendo más precisos dentro de 52.177 semanas...

Y ahora dejémonos de historia y curiosidades para adentrarnos de lleno en... ¡Tus días de la semana, descúbrelos con siete bloggeras de altura!


¡Tus días de la semana, descúbrelos con siete bloggeras de altura!

Días de la semana

Como había que repartir los días y sabia a ciencia cierta que nadie iba a querer el lunes, me lo adjudique directamente. Decía Gardfield que lo bueno de los lunes, es que solo son una vez a la semana, un día de madrugones, de café, de carreras, de atascos, de despedidas y de vuelta a la normalidad. 

No todo puede ser relajación, ocio y tiempo libre, algo o alguien tiene que devolvernos de vez en cuando a la realidad, y esa ingrata tarea le ha tocado a este denostado día. Aunque según la Escuela de Economía de Londres, en un estudio realizado a 22.000 personas, se concluye que el maltrecho lunes no es el día que peor llevamos. Es su vecino, el martes, la razón parece ser que en este segundo día los efectos del fin de semana ya se han disipado totalmente, mientras que aún faltan muchos días de trabajo por delante. 

Sea como fuere, lo que debe quedarnos claro, es que el lunes supone el inicio de un nuevo ciclo, de una nueva semana, como la luna, a la que está consagrado, que debe renovarse, una y otra vez para poder alcanzar su plenitud. Sin él, ni el sábado, ni el domingo serian lo mismo, nos aporta el justo balance que necesitamos y nos permite comenzar de nuevo, abriendo camino. 

Su color es el blanco, como el de la primera página de un libro, preparada para que empecemos a escribirlo, así son mis lunes. Porque, ¿cuántas cosas importantes en mi vida han tenido lugar en este día?.. muchas sin duda

Es lunes sí, pero está bien...

Días de la semana

La bloggera que viene a continuación tiene personalidad de sobra para enfrentarse a un día como el martes, consagrado al planeta Marte y al dios de la guerra, su color el rojo... No es un día de buenos augurios, sino más bien de todo lo contrario. Ella se llama Ana I. Anso y es el alma de Hadas suburbanas, un blog que os dejará sin palabras (ver aquí), como me deja a mi cada vez que leo sus aventuras. Ana tiene la facultad de darle un toque mágico a cualquier vivencia que os podáis imaginar, y además te transporta y te hace vivirlas con ella. Es una hada pero moderna, de esas de ciudad, os dejo disfrutarla un rato...


Días de la semanaVoy a hacer como en Matemáticas, parto de una verdad relativa pero la tomo como absoluta. Pongamos la parte técnica y digamos "que un axioma debe interpretarse como una verdad evidente": "Los años, definen la personalidad de los días de la semana". Entonces, según las edades de los protagonistas que transitan por esos años, actividades y trabajos medio enredados, es claro que agregando una mínima circunstancia de tiempo y lugar puedo obtener infinidad de posibilidades: un lunes maravilloso, un martes de miércoles, un miércoles agitado, un jueves más plantado y un enorme abrazo de viernes... con sonrisa, fiestas de disfraces, pizza, papas fritas, salidas y entradas con la cadencia de saber que el sábado espera amable y de yapa se trae al domingo... Este año, mis martes son diabólicos pero divertidos. 

Resulta que de la nada mi celular se prendió a una conversación empezada de whatsapp entre mamas de tercer grado, digo que fue el celular porque pasa que la bendita aplicación va y viene. ¡Desaparece! y aparece a voluntad. Parece que las madres venían hablando desde febrero. Cuestión, me bastó leer la palabra "catequesis", para que me diera un espasmo espantoso y se me acalambrara el bendito anular del pie y eso si que duele... Después pensé están equivocadas las nenas no pueden empezar catequesis ahora ????!!! Ahí, la vejez de mis 43 años me da impunidad de loca y decido intervenir en la conversación..., respuesta de una madre amiga: pero Ana estamos desde febrero con esto para que vayan juntos los del mismo colegio, no se si ahora la podrás anotar... (si me puso los puntos suspensivos la muy guacha). Llegué a la Iglesia como una loca alienada. Una anciana preciosa, me debe haber visto una cara diferente porque me dijo con dulzura "Linda no te preocupes, esta todo bien, trae a la chiquita y en cuanto puedas me alcanzas la fe de bautismo y el resto de las cosas"... los sacerdotes, me abrazaron y me besaron, me agarraron de sorpresa y sentí la religión en el punto G, pero de mis huesos, porque últimamente me estoy dando cuenta que son sensibles, les voy tirando un dato de la edad...

El martes siguiente Caro estaba en catequesis con todas sus compañeras. Y yo, realizada como persona, madre responsable, con autoridad y actitud frente al suburbio inhóspito. Este año empezó mejor... calculo bien los días, sé dosificar los infernales con los mas tranquilos, tranquilísimos..

Sin embargo, para ser sincera, me complico por cinco minutos los martes. Ese día, es un infierno, pero la logística,(que venimos a ser Lucy y yo), se mueve con el tino de un relojito suizo. Así es como Lucy, la empleada de Vicky arranca llevando a Agus y a Emilia a tenis. Yo las voy a buscar. Primer pequeño problema, y al punto uno...Agus y Caro salen a la misma hora.

Corro con la chiquita y llego tarde para las más grandes. Pero no me importa, porque me divierte escuchar a Caro contar cómo fue que Dios nos creo, absolutamente convencida que posta, tomó un poco de barro, sopló y ahí no más aparecimos, sin dudarlo ni por un momento. Yo en cambio, titubeo un poco... pero la dejo porque a ella le parece mágico. Corremos a buscar a Emilia y Agus. Las encontramos sentadas en la confitería del club. Llegué con diez minutos y segundos de arrugue a la parada (en dialecto de colectivero)...... tardeeeeee y Javier el profesor ¡se fue sin cobrar!, y me exaspera que me mande mensajes tipo carta documento o intimidación de pago: "Hola soy Javier, te recuerdo que quedó pendiente el pago de la clase anterior. Gracias".

El final: compramos chizitos, papas fritas y mogul..., el que nos vende por enésima vez me dice que Agus debe ser mi hija porque somos idénticas, sonrío y pago. Hace frío y el auto es nuestro bungalow... llegamos a lo de Emilia y el martes casi termina. Agus me cuenta que se sacó 10, en el trabajo que tuvieron que hacer sobre Nirvana. ¿Nirvana? nunca tuve que hacer un trabajo sobre bandas... Agus dice que Nirvana es una banda de grunge, mezcla de hard rock, heavy metal, punk y classic rock... Es guapa, muy guapa..... y las tres somos felices un martes, este martes, porque en rigor de verdad, no todos son iguales. Aunque la inteligencia tenga un plan recontraorganizado, son todos diferentes..., pero el final de vuelta a casa en silencio lo compensa todo.... Buenas Noches...-mamá, ¿cuando lleguemos me haces una sopa calentita?... (Agus dixit, Mafalda sabrá comprender, mis respetos a Quino...).


Días de la semana


Mercurio, protector de caminos y viajeros, su día, el miércoles a caballo entre las dos orillas, la bisagra que nos une, el meridiano. Esa posición y ese planeta reinante relacionan este día con el conocimiento, y le otorgan un color acorde con ello, el marrón. Fue esto lo que me llevó a pensar en Soledad Suarez del blog Despertares (ver aquí). para presentaros este día. Conocimiento es poco, yo diría mucho más... "tratar de descifrar y enriquecer mi espíritu, es el objetivo principal de mi vida". Una declaración de intenciones con mucha fuerza, la que os trasmitirá Soledad. 


Miércoles de ceniza... Yo, que fui fiel devota de la religión de tus besos, bendeciré mi templo, rezándote una última plegaria de rodillas. Para luego asesinarte en mi memoria, en el espejo de mil noches, en la pequeña muerte, que es el olvido. Que dicen que el amor no muere, y no lo creo...

Lloverá al amanecer y entre la voz de la tormenta, me verás partir de este infierno, que fue cielo y hoy, se acaba.

Busca entre el derrumbe de tus sueños, mis palabras hechas roca, que oirás rodar en el silencio. Que yo, buscaré la redención, en este, mi día sagrado... mi miércoles de ceniza.


Días de la semana

El jueves toma su nombre y se consagra a Júpiter, un planeta con mucho señorío, ya que hablamos ni más, ni menos que del dios de dioses y hombres, del clima, del tiempo, protector de ciudades, del derecho y de la justicia... el padre de la luz. Un día impresionante que se baña de azul para recibirnos cada semana. Tengo que deciros que la bloggera que comparte con nosotras este día, es un torbellino de energía, una luchadora que nos recuerda en su especial blog que "las cosas más importantes de nuestras vidas son cosas invisibles: el amor, la amistad, la alegría, la paz... no están sujetas al cálculo humano...", se llama Ainhoa como su bitácora que no podéis perderos (ver aquí)


Jueves de algodón de azúcar 

¿Creéis en la magia? No digo esa de los espejos cóncavos y convexos, conejos blancos amaestrados y trucos mecánicos, artificiosos y complicados, sino en la verdadera magia, la intangible, la que sucede sin explicación, la que viene de repente y te trasforma, la que te trasporta y te hace dudar de la realidad... Lo sé, lo sé, es imposible, pero juro que me pasa. 


Créanme. La magia es así, sucede porque tiene que suceder sin que nada ni nadie pueda evitarlo. Ni siquiera puedo decirles cómo lo hago. ¡Les juro que no lo sé! No es algo que tenga pensado, ni premeditado, ni siquiera soy consciente de que va empezar, pero juro que vuelvo atrás con un simple parpadeo y sin saber cómo vuelvo a ser la niña pequeña, callada y expectante que hubo antes de la vida que estaba por acontecer. 

Mis pies regordetes y mis pasos cortos y constantes, caminan cogidos de la mano de mi abuela María,que no me mira por muchos “cuándo llegamos” o “estoy cansada” que de mi boca salgan. Ella, impertérrita, mira al frente: adusta y sentenciosa como una hoz, balanceando firme su figura robusta y alta como una montaña. Intento seguir el paso de sus gigantescas pisadas haciendo las mías más rápidas y lo consigo por un rato indefinido que a mí me parece cercano al siglo, pero que a mi abuela le parece solo la mitad del trayecto. ¿¡Sólo!? ¡No! Mi sitio favorito está a dos siglos y yo solo tengo cuatro años… Está lejísimos, lejísimos. 

Nunca llegaré al mercadillo con mis pasitos, el Jueves se irá y yo llegaré el viernes, o el sábado y o quizá, el domingo. Nunca compraremos tomates ni lechugas, ni acariciaré a los pollitos, ni me comprará algodón de azúcar… 

Ya no puedo más, ya no puedo más, ya no puedo más… y me detengo. De aquí no me muevo. 

Entonces, la montaña también se para, se gira, me clava los ojos, se agacha y me levanta. 

Acurrucada en su pecho resuena un lejano “siempre me haces lo mismo.”

Días de la semana
El viernes es el día de Venus, la diosa del amor, y por lo tanto vinculado a la belleza, armonía, sensualidad y seducción, además su color es el verde, casi nada, ¡verdad! Por ello, para hablarnos de este día, he elegido a una persona que con su pluma y su talento provocan la misma sensación de magia y positividad que tiene este día. Se llama Alfmega y da vida a un blog maravilloso, Imaginaria (ver aquí). Si queréis dejaros cautivar no lo dudéis y dejaros llevar por ella.

Era el viernes siempre elegido en mi mente para empezar a vivir. Sí, porque durante la semana las tareas y los quehaceres resultaban agobiantes o tediosos, nunca gratificantes, más aún por el tremendo estrés que me provocaba la obligación de salir a estudiar y lidiar con el ritmo frenético del mundo exterior. Era siempre el viernes en su caída de la tarde como el regreso a la seguridad de la casa, a los brazos de la madre al hogar prendido y a la cuna de la luna frente a las estrellas más deslumbrantes. Como cuando era un bebé y veía la procesión celeste desfilar tranquila cada noche por mi ventana... puedo recordarlo perfectamente.. Al acabar la semana y abordar ese día podía disfrutar de mi soledad, tenía tiempo y paz, podía subir a los brazos de la luna y contemplar el firmamento en todo su esplendor, aún me protegían el sábado y el domingo, aún, si... Este tiempo era mío y de mis locos sueños.

Pronto fue también el día de las citas y las tentaciones, el día del encuentro y de los amores. El viernes es sin duda el día de la vida, la oportunidad ofrecida y la ilusión más pura. Fue viernes el día que conocí a mi gran amor y viernes fueron los días en que nacieron mis hijos. No importa si realmente lo fueron en el calendario porque en mi corazón todos esos encuentros y promesas maravillosas que la lluvia fresca de la vida me ofreció, fueron lo que para mí representa este día de la semana: 

El día del regreso al hogar, de la seguridad y la ilusión prendidas de la mano, el día de las noches infinitas y libres para desgranar sin miedos ni sombras, al amparo de los inmensos y fornidos sábados y domingos que parecen separarnos por siempre de la cruda realidad. 

¡Feliz viernes para todos, día del amor, de la mujer y de la fecunda prosperidad!.

Días de la semana

El sábado, es el día consagrado al planeta Saturno, que aunque astrológicamente hablando no es uno de los planetas más populares, su día sí es uno de los más queridos. Y no lo digo porque implique descanso, como en la tradición judía, sino por todo lo contrario porque es un día cargado de energía. Su color es el negro o gris oscuro, ya decía yo porque me gustaba tanto el negro, claro vamos vestidas de sábado. Bueno, que me voy... Por todo lo dicho, si alguien tenia que hablaros del sábado, esa tenía que ser Lola Kabuki. Una polifacética artista que podréis seguir en sus tres bitácoras, yo os dejo el enlace de este (ver aquí), en el que me cuelo siempre que puedo para ver las ilustraciones y el trabajo de esta todo-terreno. Ella es energía, movimiento, de hecho utilizando sus propias palabras, "todo lo que hago es una prolongación de mí, y sino hago nada, no soy nada", y os aseguro que ese no es su caso

Sábado... Pensando en este día, a uno lo primero que le viene a la mente es que es un día de fiesta y celebración, o al menos así ha sido en mi caso.

En primer lugar me he acordado de mi época de estudiante. De cuando los primeros años de universidad salía los jueves, viernes y sábados (sí, lo sé, es mucho salir, pero lo hacíamos todos), desde los del primer curso hasta los del último año. En esa época, trabajaba de 10 de la mañana a 10 de la noche, como dependienta de moda en un centro comercial (pero no os preocupéis, salía de trabajar y me iba directamente con mis amigos).

Como día de celebración, también me recuerda los grandes momentos familiares, y uno de ellos está por venir. Este junio mi abuelos se vuelven a casar después de pasar 62 años juntos, y nos reuniremos toda la familia. Será un día especial.
"No hay sábado sin sol, ni mocita sin amor, ni viejo sin dolor", Anónimo.

Días de la semana

El astro rey, nuestro sol, el dios Apolo, la luz... Ese es el día que cierra nuestra semana, el domingo, aunque hasta hace no mucho en algunos países la iniciaba. De hecho en Portugal, por ejemplo, el lunes se llama segunda-feira, porque era precedido por el domingo. Su nombre no proviene de un planeta, sino del latín "dominica" o día del señor y su color, como es el amarillo. Un día así con esa vitalidad, esa luz, tenia que ser descrito por alguien que precisamente irradia eso, además de tener una sensibilidad muy especial, ella es Mª Eugenia Marínez Garcés, del blog Horizonte Femenino (ver aquí), en el que encontraréis historias de historias, como ella misma nos lo describe, pero sobre todo corazón y una abrumadora sinceridad. 

Los domingos hacemos fiesta en casa. Descorremos las cortinas y abrimos las puertas en canto. Los invitados de honor: la luz, el sol y el viento llegan los primeros a removerlo todo. Empezado el convite, sacudimos el polvo de las emociones dormidas, barremos los afanes matutinos, restregamos el piso borrando el orden de nuestros pasos grabados día a día, e imprimimos otras huellas que de momento no predigan nuestras acciones. Los niños que corretean son guirnaldas floridas y nuestras esperanzas bombas multicolores.

El reloj demarca las horas, la radio enmudece, el televisor pierde su magia. Regañado, el silencio duerme en los rincones más lejanos. La casa ahora es nuestra. Bulle de alegría. Por doquier, todos exhibimos nuestra sonrisa. Nos vestimos con la gana y el olor a limpio de los sueños nuevos y dejamos que la vida se renueve adentro. 

Afuera queda la pesadez de los días previos, acumulando energías. El coco de los afanes retiñe su traje negro. El cansancio remienda sus hilachas desgastadas por las horas. Los malos humores ensayan nuevos gestos sobre una cara informe y la tristeza se esconde bajo tierra. No tienen prisas. En la vera de enfrente esperan tranquilos que el día acabe y la rutina limpie los destrozos de la fiesta.


¿Qué me decís? Por separado son geniales y juntas inigualables. Son maravillosas y no sabría con cuál quedarme, me quedo con todas... y les quiero agradecer su desinteresada colaboración. Ha sido un lujo tenerlas hoy aquí conmigo, personas así te hacen sentir muy grande, de altura. ¡GRACIAS!

Y ahora contadme, ¿cuál es vuestro día de la semana?

21 comentarios:

  1. Qué puedo decirte, Cristina..?? Qué sino darte las gracias por incluirme en este precioso manojo de compañeras a quienes tanto admiro y quiero..?? Verme entre vosotras me emociona y es una experiencia que me llena. Tenía una gran curiosidad por leer vuestras interpretaciones de los diferentes días y todas ellas superan de largo mis expectativas y me llevan de vuestras manos a ver todo lo que de bueno hay en cada uno de ellos. Aún así, sigo pensando que salí muy bien parada al tocarme el viernes, siempre ha sido mi día especial. Gracias a ti y al resto de blogueras. Guardo este post en un buen sitio de los míos. Me encanta..!! Abrazos múltiples y mil gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dices es una de las cosas que más me llamó la atención, el mismo tema y la forma tan diferente de plantearlo y todos increíbles. Un abrazo enorme para ti y gracias por dejar un poco de tu magia aquí, en mi pequeño rincón :D

      Eliminar
  2. Cristina, muchisimas gracias por pensar en mi para hacerlo, me divertí muchisimo y salió genial !!! Tuviste una gran idea y justo reuniste a un gran grupo de amigas.....a esta altura es lo que siento de todas ustedes. Un abrazo enorme y como siempre mil cariños para todas !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Ana, para mi ha sido un verdadero lujo. No es muy usual encontrar en esta vida generosidad y apoyo incondicional aunque sea en un medio virtual, un gran tesoro... Un fuerte abrazo

      Eliminar
  3. ¡¡Brillante y original idea, un Super blog!! ¡¡Bellezas, Besotes para todas ustedes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Leonardo, me alegra que te haya gustado... incre,ibles. Un abrazo

      Eliminar
  4. Cristina! Muchas gracias por pensar en mí para participar en este post, además el sábado es mi día! Encantada de formar parte de este genial y grupo :-D podéis contar conmigo para lo que necesitéis :-D Un abrazo para tí y el resto de compañeras :-D!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo digo, hay que pensar en otro tema y repetimos la experiencia, Un abrazo

      Eliminar
    2. Encantada! :-D Muchas gracias guapa :-D

      Eliminar
  5. Me encantó. Me siento feliz de haber participado. La verdad, es que estaba ansiosa..jaja. Muy entusiasmada, ya que me pareció una idea muy atractiva, por el hecho de ver que nace de cada una, con un tema en común. Y el resultado es genial! Felicidades a todas disfruté cada lectura ...geniales todas!!! Muchas gracias Cristina! :))

    ResponderEliminar
  6. Yo estaba ansiosa sabiendo la fecha que publicaba, para vosotras que ers una sorpresa mucho m,as. Un beso enormeeeee

    ResponderEliminar
  7. Ver todos esos sueños, recuerdos y anhelos publicados me alegra el alma. Que buen resultado arrojó esta idea, Cristina. Muchas gracias por convocarme, es un honor. Me gustan estas propuestas que muestran nuestras formas tan particulares y especiales de percibir los días. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me estaba faltando el domingo por aquí, me alegra que te haya gustado participar, el resultado es increíble. Un abrazo :D

      Eliminar
  8. Felicitaciones amigas blogueras, lograron entre todas una semana sensacional, pero lo más hermoso es la colaboración que llevaron a cabo para lograr una entrada de primera.
    Abrazos para todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas! Muchas gracias por tus palabras y te digo con estas mujeres da gusto colaborar. Un saludo :D

      Eliminar
  9. Como siempre no vine al bullicio del estreno, prefiero un día entre semana que para algo soy jueves y siempre estoy en medio. Amiga, me encantó. La lectura ha sido sorprendente, las chicas estuvieron bravísimas, disfruté con todas de distinta manera porque, aun estando en la misma onda, emitimos melodías diferentes, y tú has sabido compactarnos a la perfección en esta idea fantástica. Enhorabuena a ti y a todas, ¡menuda semanita estamos hechas! Gracias, Cristina, por haberme invitado a formar parte de esto. Besukiss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, ¡menuda semanita estamos hechas!, gracias a tí. Un fuerte abrazo :D

      Eliminar
  10. Enhorabuena, os ha quedado una semana excelente!!! besos ;)

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado el post! Por cierto, no tenía ni idea de que lo de la semana de 7 días era tan reciente en la historia. Lo que aprendo aquí contigo :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo cambia muy rápido, de lo que conocemos nosotros, a lo que conocerán nuestros hijos, ¡vete tú a saber! :D

      Eliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips