21/10/13

Street Style ... ¿Calle, Pasarela, Moda o Circo?

Un fenómeno se repite cuando la Semana Grande de la Moda se acerca a Milán, París, Nueva York, Madrid... El "Street Style" inunda los exteriores y calles cercanas a los lugares elegidos por los diseñadores para sus desfiles, y la calle se convierte en una pasarela. La pelea ya no está sólo en el "Front row" de cada desfile para ver quien ocupa la primera fila, o en el "Backstage" con los nervios y últimos preparativos, sino fuera en la calle. Un desfile paralelo en el que las "Trendsetters" marcan tendencia, junto a desconocidos y nuevos valores que tratan de lograr no su minuto de gloria, sino una instantánea que les lance al estrellato.

Y si vamos a hablar de moda, lo primero es que me confieso profana en la materia, lo que voy a daros es mi opinión personal. Siempre me ha gustado la moda, incluso tuve una época en la universidad en la que le hacía a mi madre bocetos y luego ella los cosía, pero nada más... Desde mi perspectiva de usuaria sin otra aspiración, me pregunto si en la moda actual todo vale, si el show acabará superando al contenido, a las creaciones, o si inevitablemente deben ir unidos. Y lo digo, no por la moda que vemos en las pasarelas y desfiles, sino por la deriva que está tomando el llamado street style , que más bien deberíamos empezar a llamar "Street Pasarela",  ya que cada vez tiene más de pasarela y menos de calle. He leído varios artículos que muestran diversidad de opiniones, unos en contra y otros a favor, de en lo que se está convirtiendo este fenómeno. "It girls" "Street Style", "egobloggers", "fashion show"...


Hay una frase de Laura Weir, que me encantó y que ilustra muy bien el fenómeno al que estamos asistiendo, "¿cuánto fluor es capaz de soportar el ojo humano?". Pero vamos a recapitular un poco, y empezar desde el principio.

Street Style ... ¿Calle, Pasarela, Moda o Circo?


Hace no mucho tiempo cuando se hablaba de la explosión del street style, éste era sinónimo de novedad y de transgresión natural. Un estilo  libre, urbano, de la gente de la calle. Muchas veces asociado a  culturas o tribus urbanas como el punk, el hip hop o los Teddy Boys... Todos ellos han tenido su street style asociado. Y, en otras ocasiones, el street style era la reinterpretación de las propuestas de los diseñadores, y como la calle las adaptaba al mundo real.

¿Y cómo deja de ser anónimo este estilo para pasar a convertirse en tendencia?

Pues como siempre no es algo que hayamos inventando en la actualidad. En los años 20s los hermanos Seeberger ya fotografiaban a las damas de la alta sociedad en los hipódromos para luego vender sus fotografías. O el gran Bill Cunnigham, que lleva más de 50 fotografiando la calle.

El gran Bill Cunnigham, "...dejo que la calle me hable".

Bill Cunnigham, es sin duda el gran promotor del género. Lleva muchas décadas recorriendo las calles de Nueva York, retratando la forma en la que la gente adapta el concepto de moda a su rutina diaria y expresa así su estilo personal. Fotografías que se convirtieron en una serie fija que publicó el Times en diciembre de 1978. En ella, por primera vez se mostraba a gente desconocida sin su consentimiento.

Así nació su famosa columna "on the street" en la que se recogían todas estas instantáneas. Vestido con su característica chaqueta azul y su gorro, su uniforme de trabajo, y con una total discreción retrataba y retrata la moda de la calle como nadie. Su filosofía... 
"La diferencia para mí es que no veo a la gente que fotografío. Todo lo que veo es ropa. Sólo estoy interesado en las personas que se ven bien... Nunca me molesto con las celebridades a menos que lleven algo interesante... Dejo que la calle me hable". Bill Cunnigham
 
Fue el mismo quien señaló a propósito de su trabajo, que en el mundo de la moda "...era la calle el ingrediente que faltaba". Para entender lo que está pasando ahora habría que añadir algún ingrediente más, Internet, las redes sociales y el fenómeno blogger. Y aquí es obligado nombrar a Scott Shumann, creador del mítico blog The Sartorialist. Un visionario que hace siete años ya comprendió lo que Internet y la llamada revolución de la moda 2.0, podrían suponer. Un enfoque distinto ya que lo que importa en palabras del propio Schuman no es cubrir lo publico, sino lo privado, el estilo privado de personas anónimas y normales. Es una forma de que la gente se visualice a sí misma, lo que resulta más cercano, y por lo tanto más atrayente que la lejana pasarela. Schuman es un verdadero cazatalentos y una fotografía suya equivale a un verdadero segundo de fama. Quizás sea precisamente esto lo que ha hecho que el street style tome un rumbo alejado de lo que fue su filosofía inicial.

¿Creéis que ahora tiene esa frescura, o la espontaneidad de fotografías como las del gran Bill Cunnigham?, ¿es ésta la filosofía del street style actual?


Algunos de los grandes gurus de la moda ya han dado su respuesta, Laura Weir, en su artículo cita nombres como Colin Dowel, Suzy Menkes, Alex Futy o Tim Blanks, pesos pesados dentro del "Fashion Establishment". Y todos coinciden en que no todo lo que vemos en la antesala de los desfiles puede considerarse como street style. Nada es bueno en exceso y lo que antes era frescura, ahora es algo totalmente forzado, exagerado y exento de cualquier originalidad, si juntáis varias imágenes de estos looks imposibles, veréis como acaban perdiendo su fuerza, y acaban pareciendo todos iguales. La moda convertida no en un fin en si misma, sino en un medio para llamar la atención sea como sea.


En el otro lado, los gurus del street style como Scott Schuman, o Phil Oh de Street peeper, Tomy Ton de Jack&Jil, etc, defienden la democratización de la moda que ha generado este movimiento, avalado por el tirón y miles de seguidores que tiene en las redes. Porque la fama se inicia en las redes y de ahí pasa a los medios tradicionales.


Toca posicionarse.

Y, llegados a este punto, hay que posicionarse, yo desde luego creo en el fenómeno blogger de hecho sigo algunos blogs de moda. Y el movimiento, renovación y nuevos entornos de comunicación  deberían aprovecharse y canalizarse junto con los medios más tradicionales. Sin embargo, la inmediatez, espontaneidad y pureza que tiene el street style, se pierde cuando todo está meticulosamente medido y estudiado como si de una pasarela se tratase, cuando el objetivo no es la expresión del estilo personal, sino la pura promoción. Y cuando lo que debería reflejar realismo acaba convertido en espejismos que tienen de todo, menos de calle.


¡Fijaos!, la misma mujer con dos looks totalmente distintos; se llama Hanne-Gaby, y es una modelo belga. Yo desde luego me quedo con la primera fotografía, porque si hablamos de la moda de la calle, debemos hacerlo de una mujer real, imperfecta, que en su día a día busca soluciones prácticas, creativas y con estilo. Desde luego yo no veo por la calle ninguna de las propuestas de las que hemos hablado hoy. Si la calle transgrede la moda y la adapta al mundo real, el street style debe ser fresco y genuino, el show y la alfombra roja para la pasarela que de eso saben mucho los diseñadores, editores y gurus de la moda.




Y en esa búsqueda de la instantánea que otorga el estrellato, o de la medición de la fama por el número de fotógrafos que las celebrities son capaces de congregar, deberían darse cuenta de que como decía Chanel "viste vulgar y sólo verán el vestido, viste con elegancia y verán a la mujer". Aunque a lo mejor de lo que se trata es de que se vea a la persona, y la moda es sólo un medio para conseguirlo. En ese caso es bueno recordar que...
"Todo lo que es moda pasa de moda" Chanel .

4 comentarios:

  1. Decía Oscar Wilde "No hay nada que dé mas libertad que vestirte", nuestra indumentaria se ha convertido en un reflejo de nuestra identidad y de la realidad social que nos toca vivir. Más en http://www.elefectobellido.com/2013/10/estar-de-moda-y-crear-tendencia.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto y hasta poco más de un siglo era impensable que fuesen los diseñadores los que marcasen tendencias, eran los propios clientes los que elegían y dictaban la moda según sus gustos. Es una expresión cultural y personal. Un saludo Ignacio

      Eliminar
  2. Es otra moda que parece a mí. También se quedará desfasado. Y luego volverá y se ira de nuevo. La moda es un arte, pero la gente que va de moda en moda... ¡todas no te pueden gustar! y sin embargo la siguen. El ser humano se aburre, se cansa y muchas veces la moda es una terapia para sentirse bien. Los que la utilizan como expresión personal y propia, son los menos. Las personas se compran cosas porque se "lleva", por seguir a la manada, porque se lo pone fulanito o fulanita. Ahora se lleva el street style, no está tan definido, pero, personalmente lo una una moda más. Muy interesante todo tu artículo, Cristina. Saludos, linda.

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips